Paseo histórico virtual por el Puerto de Los Ángeles
Historia Del Puerto
Historia del Puerto
La gente
Productos
Tendencias

Conozca a la gente que fundó el puerto y a los miles de Angelinos que se ganaron la vida en él.

El padre del puerto de Los Ángeles

Phinneas Banning
Phinneas Banning

En los años 50, un enérgico empresario llamado Phineas Banning inició el primero de toda una vida de negocios aventurados que, con el tiempo, le hicieron merecer el nombre de "Padre del puerto de Los Ángeles." Estos negocios arriesgados incluían un negocio de transporte de pasajeros y carga que se convirtió en una compañía de transporte con 15 diligencias y 50 vagones que prestaban servicios a cinco estados del oeste. Lo que es aun más notable, en 1857, Banning fundó un pequeño pueblo contiguo al muelle, que construyó para el uso de su imperio comercial. A ese pueblo le puso el nombre de Wilmington, en recuerdo de su ciudad natal en Delaware. Entre sus otros logros, Banning prestó una valiosa ayuda a la causa de la Unión durante la Guerra Civil y, como senador del estado, presentó el primer proyecto de ley sobre vías férreas a la legislatura de California.

En 1869, el ferrocarril de Los Ángeles y San Pedro comenzó su servicio entre la bahía y Los Ángeles. Esta vía férrea de 21 millas de longitud fue el primer ferrocarril en la California meridional y marcó el comienzo de una nueva era de desarrollo para la región portuaria. A medida que la nación se recuperaba de la Guerra Civil y los negocios prosperaban, Banning dirigió una cruzada para solicitar al Congreso las primeras mejoras para el puerto. Entre éstas debemos mencionar el dragado en 1871 del Canal Principal, que era poco profundo, para darle una profundidad de 10 pies bajo el agua y la construcción de un rompeolas entre las islas Rattlesnake (actualmente, la Isla Terminal) y Deadman (antiguamente ubicada cerca de la Isla Terminal). Sólo durante ese año pasaron por el puerto 50.000 toneladas de madera, carbón y otros tipos de carga, a medida que la industria ferroviaria adquiría más importancia.

Hombres que construyen una vía férrea en los atracaderos 147-148
Hombres construyendo una vía
férrea en los atracaderos 147-148


En los 14 años siguientes, el comercio aumentó a pasos agigantados en San Pedro. Hacia 1885, el puerto manejaba 500.000 toneladas de carga de importación y exportación al año. Sin embargo, este enorme volumen comercial no sólo exigía mucho a las instalaciones existentes en el puerto, sino que estaba claro que el comercio de la costa occidental podía ser un negocio extraordinariamente lucrativo para quienes controlaban el puerto y los ferrocarriles que le prestaban servicios. Esto desencadenó una de las luchas más grandes por ganar el control del transporte de carga de la costa oeste en la historia de los Estados Unidos.

John C. Walker
John C. Walker

Impulsadas por poderosos intereses comerciales, algunas de las oficinas políticas de mayor influencia en California y Washington, D.C., comenzaron a presentar propuestas para nuevos puertos en lo que actualmente son Santa Mónica, Marina del Rey y Redondo Beach. El 1 de marzo de 1897, un grupo de cinco ingenieros dirigidos por el Contraalmirante John C. Walker puso fin a la lucha por el puerto libre al recomendar que se siguiera desarrollando el puerto de San Pedro. Esta decisión frustró efectivamente todo plan de construir un puerto en la costa más al norte y fijó las pautas de la era moderna del puerto.

Siguiente

 

Atracadero 240 Atracadero 171-173 Atracadero 150-151 Atracadero 147