Paseo histórico virtual por el Puerto de Los Ángeles
Atracadero 240, Astillero de Bethlehem
La gente
Productos
Tendencias

Conozca la historia de la construcción de barcos en los Estados Unidos durante el siglo XX.

Vista de detalle del trabajo de reparación de un barco
Vista en detalle del trabajo de
reparación de un barco


Desde los años posteriores a la Guerra Civil y hasta principios del siglo XX, la industria de transporte marítimo y de construcción naval estadounidense disminuyó drásticamente. El pequeño volumen de comercio se concentraba en los Grandes Lagos y en las regiones costeras de los Estados Unidos. La mayor parte del comercio exterior quedó en manos de Alemania y Gran Bretaña, países con mucha experiencia y muy bien organizados. Desde un punto de vista militar, Estados Unidos prefería mantener pequeñas unidades de fuerzas armadas y no involucrarse en asuntos extranjeros; tenía muy poco interés en establecer una flota de barcos como parte de su seguridad nacional.

La expansión de los mercados de ultramar impulsó la promulgación de la Ley Orgánica de la Armada de 1883, que exigía la construcción de cruceros de acero y condujo a la construcción de los primeros buques acorazados de la Armada de Estados Unidos. Sin embargo, el país siguió aplicando una estrategia defensiva, cerca de la costa, con poco interés en tener presencia en aguas lejanas. Por lo tanto mantuvo una marina de guerra limitada. La mayor parte del comercio marítimo se realizaba con barcos extranjeros y la marina mercante siguió siendo pequeña.

Pulse en la flecha para ver el video

En 1890, el Capitán Alfred Thayer Mahan, que servía en el Colegio de Guerra Naval, publicó “The Influence of Seapower Upon History (1660-1783)” (La influencia del poder naval en la historia (1660-1783)). Este libro cambió el pensamiento naval en los Estados Unidos y se basaba en el argumento de que los grandes imperios, tal y como Estados Unidos empezaba a percibirse a sí mismo después de un siglo de dedicación a la ordenación de su enorme territorio continental, requieren bases navales en el extranjero y una marina de guerra y una marina mercante fuertes. En 1890, se aprobó la Ley Orgánica de la Armada, la cual autorizaba la construcción de tres barcos de guerra modernos, y en 1891 se promulgó la Ley de Subsidio al Correo Marítimo, que aumentó los subsidios federales para el correo marítimo con el fin de estimular la construcción de barcos.

En 1898, con la llegada de la Guerra entre España y los Estados Unidos y la adquisición de territorios de ultramar, el Congreso continuó expandiendo la Armada y a los primeros años del nuevo siglo, Estados Unidos llegó ya se consideraba una potencia naval. Sin embargo, edurante los primeros años del nuevo siglo, el mundo se vio envuelto en una carrera armamentista naval, a medida que las principales potencias mundiales construían barcos de guerra más nuevos y más grandes con los que se retaban unos a otros en alta mar.

Construcción de barcos en el Terminal Naval Sudoccidental
Construcción de barcos en la Terminal
marina Sudoeste

Pulse en la imagen para ver un mapa animado

La flota mercante, sin embargo, no formó parte de la expansión marítima de los Estados Unidos. Aunque con el inicio de la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos reconoció rápidamente su vulnerabilidad a perder el comercio exterior cuando tanto Alemania como Gran Bretaña retiraron sus flotas mercantes del servicio transatlántico. En 1914, sólo un 2% de los barcos que operaban en el mercado de comercio exterior tenían registro estadounidense. Para fortalecer a Estados Unidos tanto económica como militarmente, el Congreso aprobó dos leyes que autorizaron la rápida construcción de una flota marítima y de tiempos de guerra en 1916 y 1917, respectivamente.

El programa marítimo del gobierno impulsó la formación de nuevas constructoras navales en todo el país, que muy pronto armaron una gran flota de barcos, la mayor jamás producida antes en el mundo. Solamente en octubre de 1918, los astilleros entregaron 391.000 toneladas de barcos.

Siguiente

 

Atracadero 240 Atracadero 171-173 Atracadero 150-151 Atracadero 147