Paseo histórico virtual por el Puerto de Los Ángeles
Atracadero 240, Astillero de Bethlehem
La gente
Productos
Tendencias

Conozca las experiencias del puerto y a la gente que trabajó en esta instalación portuaria.

Bajar equipos grandes para cargarlos en un barco
Bajando grandes equipos para cargarlos en un buque

Desde que se estableció a principios del siglo XX, el astillero del Atracadero 240 empleó en diferentes momentos entre 1.500 y 5.000 trabajadores en la construcción y reparación de barcos. Los trabajadores que llegaron al astillero fueron (y siguen siendo)empleados leales y dedicados y han mantenido siempre un sólido compañerismo. A través de los años, muchos de ellos vinieron de la Armada o de otros astilleros cercanos, incluso de los propios astillero del Puerto. El principal grupo de trabajadores permanecía constantemente en el Atracadero 240 y los otros empleados iban cambiando libremente de un astillero a otro, dependiendo de dónde había trabajo. Una vez que habían encontrado empleo en el Puerto, los trabajadores del astillero tendían a quedarse en el área del Puerto, porque todos los astilleros ofrecían horarios de trabajo, sueldos y beneficios semejantes. En los últimos años, el Puerto ha empleado a más trabajadores procedentes de países tales como Croacia, México, e incluso Cuba.

Pulse en la flecha para ver el video

Armadores, pintores, electricistas, plomeros de astillero, chapistas, montadores de andamiaje y carpinteros trabajan en los diferentes buques que entran al Atracadero 240. Los armadores realizan trabajos pesados en estructuras que incluyen soldaduras con soplete y al arco, y trabajos de manufacturación. Los pintores pulen y ointan los buques , o cualquiera de sus partes. Los electricistas trabajan en el acondicionamiento eléctrico del buque y los plomeros de astillero instalan las tuberías. Los chapistas terminan los trabajos de estructura más livianos. Los montadores de andamiaje se encargan de levantar andamios y los carpinteros terminan todos los trabajos de madera en el barco.

Algunos trabajos en el astillero requieren capacitación formal (por ejemplo para los soldadores), pero muchas tareas se aprenden a través de un programa de aprendizaje informal. En este programa, los trabajadores experimentados enseñan oficios importantes a los empleados nuevos.

Cuando empieza un típico día de trabajo moderno, los trabajadores se reúnen para la asignación de tareas. Luego van al lugar del astillero donde se les necesita para realizar las tareas contratadas. Los trabajadores trabajan todo el día, y con frecuencia, los siete días de la semana para terminar el trabajo. Como sucede con todas las reparaciones de barcos, el tiempo es fundamental porque los clientes generalmente necesitan que les devuelvan sus barcos rápidamente. Los trabajadores de astillero trabajan en barcos de diferente tamaño, desde el barco atunero más pequeño hasta el buque tanque más grande.

Siguiente

 

Atracadero 240 Atracadero 171-173 Atracadero 150-151 Atracadero 147